jueves, 24 de julio de 2014

"The Secret Keeper", de Kate Morton ("El cumpleaños secreto")

Lo prometido es deuda. 

Aquí estoy con una novela, como poco, magnífica. 


No era el primer libro que leía de esta autora (antes leí "The House at Riverton", que también me volvió loca).

Vamos con la sinopsis :)
Os la dejo en inglés y en castellano (traducción mía, por supuesto).

1961: On a sweltering summer's day, while her family picnics by the stream on their Suffolk farm, sixteen-year-old Laurel hides out in her chilhood tree house dreaming of the bright future she can't wait to seize. But before the idyllic afternoon is over, Laurel will have witnessed a shocking crime that changes everything.
2011: Now a much-loved actress, Laurel finds herself overwhelmed by shades of the past. Haunted by memories, and the mystery of what she saw that day, she returns to her family home and begins to piece together a secret history: a tale of three strangers- Dorothy, Vivien and Jimmy- who are brought together by chance in wartime in London and whose lives become fiercely and fatefully entwined.

Shifting between the 1930s, the 1960s and the present, "The Secret Keeper" is a spellbinding story of mysteries and secrets, murder and enduring love.

Ahora en castellano.

1961: En un caluroso día de verano, mientras su familia merienda junto a un arroyo en su granja de Suffolk, la adolescente de 16 años Laurel se esconde en la casa del árbol de su niñez soñando con el brillante futuro que arde en deseos de conquistar. Pero antes de que la idílica tarde llegue a su fin, Laurel habrá sido testigo de un impactante crimen que lo cambia todo. 
2011: Años después, ya una actriz muy querida, Laurel se encuentra a sí misma sobrecogida por las sombras del pasado. Perseguida por los recuerdos y el misterio de lo que vio aquél día, regresa al hogar de su infancia y comienza a juntar las piezas del puzle que es la historia secreta que está detrás de todo: tres extraños (Dorothy, Vivien y Jimmy) se ven inmersos en una historia de secretos, amor y asesinato que unirá sus vidas para siempre.

En mi opinión, esta novela tiene tres personajes principales: Dorothy, Vivien y Jimmy en el pasado, y Laurel intentando desentrañar lo que les pasó desde el presente.

Dorothy es guapa y vital, chispeante y soñadora. Siente que no encaja con su familia y por eso lo deja todo para ir a Londres, en busca del éxito y la fama. 
Hasta aquí, todo bien. Pero Dolly (la llaman de varias formas: Dorothy, Dolly y Doll) esconde una ambición desmedida dentro de sí, unas ansias de triunfar por encima de todo y de todos que son el verdadero motor del enredo en el que acaban atrapados los tres extraños.
En ningún momento me ha gustado demasiado, la veía un poco vana y superficial; pero también la he comprendido. Su familia es todo lo opuesto a lo que ella desea, y no solo no la entienden sino que no le permiten volar en libertad.
A partir de Londres se ha ido volviendo cada vez más insoportable. Más caprichosa, más egoísta. 
No me he identificado con ella en absoluto, pero me alegro de haberme encontrado con un personaje como ella porque me ha abierto los ojos a una forma de ver el mundo y la vida que jamás hubiera considerado por mí misma. Ese es uno de los grandes hallazgos que nos ofrece la lectura, ¿no? :P
Dolly smoothed the dress over her hips. Smiled a slight greeting to an invisible acquaintance. Laughed at a silent joke. And then, with a swirl, she let herself fall back across the narrow bed, arms wide. "London"- she said it out loud to the paint that was peeling in curls of the ceiling. Dolly had made a decision and the excitement was almost enough to kill her. She was going to London; she'd tell her parents as soon as the holiday was over and they all went back to Coventry. Mother and Father would hate the idea, but it was Dolly's life and and she refused to bow to convention; she didn't belong to a bicycle factory: she was going to do exactly what she wanted. There was adventure waiting for her out there in the big wide world:  Dolly just had to go and find it. 

En cambio, he adorado a Jimmy. Prácticamente me he enamorado de él. 
Es un buen hombre. Sobre todo es eso, una buena persona. Con sus valores, sus sueños, sus miedos y sus heridas. Y ama a Dolly, cómo la quiere: 
Jimmy traced her profile with his gaze- the smooth arc of her forehead, the dip between her brow that rose again to form that determined nose, the sudden drop and then the full scoop of her top lip. God, she was beautiful. She made his whole body yearn and ache, and it took every bit of restraint he had not to jump on top of her, pin her arms behind her head and kiss her like a madman.

Jimmy es fotógrafo. Bueno, más bien quiere serlo. Por eso se marcha a Londres, con Dolly. Y con su padre, enfermo de demencia senil y cuya mente está empeñada en hacerle olvidar que su mujer lo abandonó por otro hombre con más dinero y más posibles. 
Por eso Jimmy está aterrado ante la posibilidad de perder a Dolly, con su hambre de glamour, si no logra una buena posición económica con lo que poder mantenerlos a los dos. 
Es un personaje muy real, complejo y humano. Se hace querer. 
Por supuesto, también evoluciona a lo largo de la novela. La guerra, la miseria y el horror, la propia evolución de Dolly... dejan huella en él. Pero sigue conservando su esencia, esa que hace que tenga ganas de que sea un hombre real con el que poder cruzarme en la vida para ser, al menos, amigos. 

Vivien. Hermosa y enigmática Vivien. 
Me encantaría hablaros de ella largo y tendido:ha sido el personaje que más me ha gustado de todo el libro, junto con Jimmy. 
Pero no puedo. No puedo porque no quiero daros ni media pista sobre ella; quiero que os sorprenda y estremezca tanto como a mí. 
Así que, sintiéndolo mucho, tendréis que sumergiros en el relato si deseáis conocerla. Lo que, sin ninguna duda, os recomiendo. 

Por último, Laurel. Es la hija mayor de Dorothy y Stephen Nicolson. La mayor de cinco hermanos. Una familia ruidosa y feliz. 
Hasta que algo sucede, un asesinato. Laurel jamás volverá a ser la misma.
Huye del nido y se afinca en Londres, donde brilla como atriz. Se refugia en su trabajo mientras los años pasan, hasta que con 60 años y sola, se enfrenta al trauma y las preguntas que llevan obsesionándola desde su adolescencia. 
En esta novela, Laurel no es importante. Es decir, lo es porque es gracias a ella (y los continuos saltos en el tiempo) que descubrimos lo que pasó, pero no es relevante su vida personal, ni sus parejas ni amistades. No es un personaje al uso. 
Perhaps all children were held captive, in some parts, by their parents' past. What, after all, could poor Susanna, ever hope to achieve compared to her mother's tales of heroism and sacrifice?For the first time, Laurel felt some small gratitude to her parents. for having spared their children such a heavy burden. (On the contrary, it was their mother's lack of history that kept Laurel imprisoned. One couldn't help but appreciate the irony).
A pesar de que se nos permite conocer poco a Laurel, varios rasgos se deducen de cada pequeña acción e inacción. La mayor de los Nicolson es solitaria, ácida e independiente. La implicación de su trauma en su vida la dejo a vuestra reflexión :P

Como acabo de decir, la novela tiene saltos en el tiempo. Volamos del presente al pasado y viceversa, con un ritmo que deja al lector siempre con ganas de saber más. La autora utiliza el viejo truco de culminar los capítulos de forma impactante para después movilizarnos hasta otra época, dejándonos con con ganas de saltar la parte que nos corresponde para saber qué pasa donde lo hemos dejado. Pero ¡no debemos hacerlo! 
Cada pieza está perfectamente dibujada, medida y cortada para que todas encajen perfectamente formando un cuadro preciso, envolvente, impactante y magistral.

He encontrado la prosa de Kate Morton ligeramente distinta que en el primer libro suyo que leí. 
Entonces era elegante y victoriana, más lejana y fría. Esta vez, sin embargo, Morton emplea giros del lenguaje más informales, e interpela directamente al lector, haciéndole sentirse parte de la historia.
No me ha costado casi nada entender la novela, probablemente porque es la segunda en inglés que leo en poco tiempo. 
Aunque, como habréis podido comprobar por los fragmentos que os he copiado, su forma de escribir es muy rica y cuidada, agradable sin llegar a ser descriptiva ni poética.

La autora dota de una voz y modo de hablar diferentes a cada personaje, haciendo que se te metan todos hasta en los huesos.  
Hay capítulos en los que nos adentramos en Dolly, otros en Jimmy, sin olvidarnos de Vivien y Laurel. Eso nos hace conocer la versión de cada uno de ellos, avanzando así en todas las caras de la narración.

Definitvamente, Kate Morton es una de mis autoras preferidas :) 

Como siempre, espero que os haya gustado la reseña y que este, mi blog, se convierta en lugar de debate ^_^

¡¡Hasta pronto!! :D

Iratxe

P.D. Casi se me olvida hablar de las hermanas Nicolson. Son 4: Laurel, Iris, Daphne y Rose. Me ha gustado mucho su relación. Es la primera vez que me encuentro con una relación fraternal entre chicas tan de cerca en un libro. Me ha ayudado a comprender mi propia relación fraternal. A darme cuenta de que las hermanas no tienen por qué llevarse bien para quererse y contar la una con la otra. Es difícil de comprender si no lo has vivido.

2 comentarios:

  1. Muy completa la reseña.

    No he leído nada de la autora, pero por lo que cuentas debe ser muy interesante la novela. Me gustan las historias en que cada personaje cuenta su versión de los hechos teñida por su personalidad, y me intrigan también las historias que se narran mediante saltos temporales, una debilidad mia de siempre :)

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Muchas gracias :)

      Si lees algo suyo, estaré atenta a tu opinión ^_^

      Eliminar