sábado, 8 de abril de 2017

Mi opinión sobre "El juramento" de Khassan Baiev



Todo el mundo debería leer este libro. Todo el mundo. Y teniendo en cuenta el panorama actual, con mayor motivo.


Título: "El juramento"
Autor/a: Khassan Baiev
Editorial: Entrelibros
Número de páginas: 423
Año de publicación: 2003
Género: Autobiografía, guerra, Medicina.

Tipo: Único


Sinopsis:

Khassan Baiev, nació cerca de Grozny en 1963. Cirujano musulmán, diplomado en la universidad de Krasnoiarsri de Siberia, ha sido testigo directo de las dos guerras ruso-chechenas de 1994 y 1999. Por respeto al juramento hipocrático, participa activamente salvando vidas tanto de soldados rusos como de combatientes y civiles chechenos. Por ser uno de los pocos cirujanos que quedan en la capital chechena, tiene que operar las veinticuatro horas del día en un hospital habilitado, bombardeado por unos y tiroteado por otros. Cuando salva la vida de uno de los principales jefes de la resistencia chechena, los rusos ponen precio a su cabeza, cuando salva un médico ruso, sus hermanos de la resistencia le condenan a muerte. Considerado como un traidor por los dos bandos, en el año 2000 se ve obligado a huir a los Estados Unidos donde los americanos no reconocen su título de médico. Hoy en día vive cerca de Boston y sigue luchando por su país.


¡Aviso! Esta opinión no contiene spoilers, pero sí voy a comentar algo más de la trama para poder explayarme a conciencia. Si no quieres saber más de lo que cuenta la sinopsis, ¡mejor para aquí!

Opinión:

Este no es un libro común. No hay personajes, no hay tramas ni subtramas, no hay nadie que diseñara un mundo para contarlo.

En estas páginas un hombre de carne y hueso, Khassan Baiev, nos relata su experiencia durante las guerras ruso chechenas de 1994 y 1999Y también su vida, en el más hondo sentido de la palabra. 
Su infancia, sus estudios de Medicina, sus competiciones deportivas, sus tradiciones, su religión. Sus novias, su mujer, sus hijos, su familia, sus amigos, sus compañeros de trabajo.

Para ponernos en situación, Chechenia es una región de Rusia de religión musulmana y tradiciones muy marcadas que contrastan absolutamente con las de la sociedad rusa. Es por eso y por la represión a la que el gobierno central ruso había sometido y sometía en los años 90 a los chechenos, que un porcentaje importante de la población chechena deseaba la independencia. Lo cual al gobierno central no le hacía ninguna gracia. Este clima de tensión acaba por desembocar en dos guerras civiles, en 1994 y 1999.



Nacido y educado en Aljan Kala, una localidad cercana a la ciudad de Grozny en Chechenia, Khassan se va a estudiar Medicina a la universidad de Krasnoiark, cerca de Moscú. Allí sufre vejaciones y discriminaciones por ser checheno, pero también se enamora, hace amigos rusos... La apertura de mente y actitud multicultural de algunos contrasta con los prejuicios de otros.

La sensación que tuve al leer esta parte del libro fue que la sociedad rusa y la chechena pertenecían a mundos totalmente opuestos separados por heridas de años de evolución: represión, radicales de uno y otro lado, desconfianza mutua, culpabilización, miedo a lo extraño...

Tras años formándose en distintas zonas de Rusia, el ya doctor Baiev se especializa en Cirugía Reparadora y Maxilofacial, y entre otras labores realiza también operaciones de Cirugía Plástica. Durante esta época a Khassan le va bastante bien. Gana mucho dinero, se puede comprar un coche, una casa, etc; le aprecian como cirujano... Pero la sombra de las tiranteces ruso-chechenas está continuamente pendiendo sobre su cabeza: le miran mal, no le quieren contratar, no le dejan viajar al extranjero...

Cuando la situación entre Rusia y Chechenia se vuelve crítica, Baiev regresa a casa. Y es aquí cuando estalla el horror.

Aparecen militares por todas partes, montan puestos de control cada pocos metros para controlar el paso y, ya que estamos, saquear a diestro y siniestro o también hacer chantaje a todo el que ose conducir. Secuestros, torturas, bombardeos, explosiones... no una sola vez, sino dos. Fueron dos guerras civiles.

Y durante todo ese tiempo, el doctor Baiev se mantuvo firme. La gran mayoría de médicos, enfermeras y personal del hospital de Grozny en el que trabajaba huyeron, pero él se quedó. Cuando bombardearon el hospital, él buscó la forma de seguir atendiendo a sus pacientes. Cuando se quedaron sin agua, energía eléctrica, material sanitario... removió cielo y tierra para reponerlo pagándolo de su propio bolsillo cuando era necesario. 
Reconstruir caras deformadas por la metralla se parecía algo más a su trabajo anterior. Pero también operó intestinos eviscerados, miembros colgantes, realizó cientos de amputaciones... y la técnica la tuvo que aprender él solo sobre la marcha. Llegó a operar las veinticuatro horas del día porque en toda la ciudad y pueblos del alrededor no había más médico que él. 

Fiel al juramento hipocrático que da título al libro, el doctor Baiev atendió a todo el que lo necesitó. Eso cuenta al vecino del pueblo al que un soldado ruso ha disparado en la pierna, y al soldado ruso a quienes los combatientes chechenos han disparado en el brazo. También incluye a los jefes de la resistencia chechena y a los comandantes soviéticos.

Os podéis imaginar el resultado de semejante mezcla. En ambos bandos había gente con mucho poder que pedía su cabeza.

Aun así, en medio del caos también hubo luz. Los niños seguían naciendo, los vecinos del pueblo se presentaron voluntarios arrimando el hombro ya sea para dar de comer a los pacientes operados como para reconstruir las casas bombardeadas, Khassan se casó y tuvo tres hijos, las mujeres del pueblo plantaron cara a los soldados rusos, se formó una red de contactos clandestina para que las familias de los soldados rusos muertos en combate pudieran recoger sus cuerpos...

Nunca nada es blanco o negro. 

La mayoría de los que morían y mataban fusil en mano eran chavales jóvenes absolutamente ignorantes de la situación real. En realidad no sabían ni por qué estaban peleando. 

Por otra parte, malas personas había en ambos bandos. En el bando checheno había radicales que atacaron prolongando la contienda a costa de la muerte de cientos de civiles, llevando a cabo estrategias muy poco inteligentes que solo trajeron consigo más muerte y destrucción. Respecto al bando soviético, entre los combatientes rusos había exconvictos a los que habían conmutado la pena por servir en el ejército con el permiso adicional de robar, amenazar y violar. Ah, y disparar a todo el que consideraran conveniente. Ya fuera un vecino del pueblo que cruzaba la carretera por la noche. 


El doctor Baiev descansando en una de sus jornadas intensivas.
Khassan Baiev te cuenta todo esto con sencillez. De tú a tú.  Sin adornar ni endulzar nada.
Reconozco que se me hizo extraña su forma de escribir, tan acostumbrada como estoy a tonos más novelados, con más adjetivos y dando a la caracterización de personajes y a las emociones más espacio.
Creo que por eso no me ha emocionado tanto como podría parecer por los hechos que cuenta. Me ha impactado, evidentemente, y por eso os lo estoy recomendando. Pero no puedo evitar verlo todo desde una cierta distancia, sin meterme realmente en la historia, y creo que es por el tono más bien frío que utiliza el autor durante todo el libro.

Khassan Baiev es un hombre muy común y muy extraordinario al mismo tiempo. No es perfecto pero tiene principios y es riguroso y valiente; eso es lo que le diferencia de los demás. 

Es algo que me ha gustado mucho del libro y de su autor. No se presenta a sí mismo como un héroe ni como alguien intachable, sino que te habla de sus ambiciones, sus errores, sus tradiciones, su cultura... con el objetivo de que como lector comprendas la situación global y todas las decisiones que él tomó.

Para alguien que ha crecido en la cultura occidental como yo, "El juramento" supone un choque cultural brutal. Cada tradición suya es un sopapo con la mano abierta contra mi forma de mirar. Especialmente con el tema de la familia; en su concepción cultural, la familia es una estructura social y formarla un deber como ser humano. Y cuando se casan no valoran el sentimiento, sino si se considera al futuro cónyuge apropiado para el proyecto familiar. 

Otra cosa que me sorprendió muchísimo fue que una vez casado y con su mujer embarazada o ya con un bebé, Khassan se ausentara durante varios meses para formarse mejor como médico dejando a su mujer con su familia (la de él. Ella se quedó con los bebés viviendo con los padres y hermanas de él). Pero no lo hace desde la indiferencia ni falta de respeto a los deseos de ella, sino que está tan arraigado en su sociedad que es así como se hacen las cosas (ella va a vivir con la familia de él, son las mujeres de la casa las que se encargan de los hijos...) que ni se plantea que haya otra forma de hacer las cosas.
Y Khassan no es una persona despreocupada en absoluto; está continuamente pendiente de si su familia está bien, de mandarles dinero (¿recordáis que él había ganado bastante dinero antes de la guerra? Se encarga de mantener a toda la familia), de llevarles a otro lugar más seguro, de ir a buscar a familiares al otro lado de la frontera con los peligros que eso entraña...

Inciso: todo esto son conclusiones que yo he sacado de la lectura, pero seguro que se puede interpretar de otra forma. Si lo habéis leído y tenéis otra opinión, ¡dejádmela en los comentarios!

Lo grande de este libro es que al hablar de horrores resalta la compasión y hace que la gente valiente y noble sobresalga por encima de la maldad, el egoísmo, la ambición, la indiferencia y la cobardía.
También humaniza la guerra. La convierte en algo mucho más real que una noticia de quince segundos en el telediario. Cuando en Siria o en cualquier otro lugar del mundo alguien hace explotar una iglesia, una escuela, una casa o un hospital... está matando gente con nombres y apellidos. Gente con familias, con trabajos, con ilusiones, con creencias. Gente tan real como las personas con las que te cruzas en la calle. 
No me parece que sea un libro sobre las ideas ni tampoco un libro de Historia. 
Khassan Baiev no se mete en política y no ahonda en el tema; es un hombre informado y se nota por la introducción que nos hace a la situación entre Rusia y Chechenia, por ciertos comentarios o por sus opiniones sobre las estrategias de tal o cual comandante, pero no hay reflexiones políticas como tal. Más bien cuenta el lado civil de la guerra; al estar narrado por un cirujano a pie de calle, es un libro que habla de humanidad más que de cualquier otra cosa. De lo que sufren los civiles y de lo que supone una guerra en el día a día de un pueblo. 

Conclusión:

No es el primer libro de este estilo que leía y no puedo decir que me haya sorprendido las atrocidades que cuenta. Pero lo que sí me ha aportado muchísimo es ver esa valentía y esa firmeza de principios que me parecen admirables contrastados con unas tradiciones que no comparto. Es increíble lo complejas que somos las personas. 


Por eso creo que todo el mundo debería leer este libro; tengas el bagaje personal que tengas creo que  te va a interpelar de una u otra forma y te va a hacer reflexionar, plantearte cómo te comportarías tú en esa situación, cómo responderías a los distintos problemas morales que se le plantean al doctor Baiev (¿es ético operar para salvarle la vida a alguien que sabes que continuará matando? ¿es ético no hacerlo sabiendo que esa persona morirá?). 


No es un libro fácil de leer porque cuenta hechos muy desagradables ante los que es más fácil cerrar los ojos. Pero es un libro que puede aportarte muchísimo y que merece la pena leer (en mi humilde y subjetiva opinión).




Tanto si conocíais el libro como si no, si os llama la atención u os horroriza... estáis invitados a dejarme vuestro punto de vista en los comentarios :)

Y si conocéis más libros de este estilo, me encantaría que me los recomendarais. ¡Gracias!

P.D. Si os interesa conocer más a este hombre, os dejo aquí varios enlaces en los que podéis encontrar más información o contactar con él. 


7 comentarios:

  1. Hola! Te acabo de nominar a un Booktag en la nueva entrada que acabo de publicar me haría un montón de ilusión que lo hicieras! Un saludo enorme!

    link del booktag: https://unasmaravillasdelibros.blogspot.com.es/2017/04/booktagbestblog.html

    ~~Julietta~~ del blog: Unas Maravillas de Libros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Julieta!
      Pues ahora mismo estoy de exámenes y me pillas un poco mal, a ver si en verano estoy un poco más libre :)

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. ¡Hola! ¡Acabamos de descubrir tu blog y ya te seguimos! ^_^La verdad es que las autobiografías no son nuestro género favorito a la hora de escoger lecturas. Por el momento lo descartamos pero muy buena reseña. Un saludo.
    Marta y Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Me alegro de que os haya gustado :) Es la primera que leo, no soy una experta en absoluto jeje Pero si os va el tema de la guerra y la Medicina no me parece que sea mala idea para empezar.
      ¡Un saludo!

      Eliminar
  3. ¡Hola! Estoy haciendo un sorteo en mi blog para apoyar una ley que protege a los animales. No se necesita seguir mi blog en ningún caso, tan solo seguir dos pasos que te llevarán menos de un minuto, pero que salvará cientos de vidas en el futuro. El regalo es un colgante literario por si te gustara participar ¡un abrazo enorme! ♡

    http://dearleire.blogspot.com.es/2017/05/sorteo-cambia-el-mundo.html

    ResponderEliminar
  4. Hola!! Una gran reseña, tendré en cuenta este libro. Es la primera vez que me paso por aquí, así que ya me tienes como seguidora. Te invito a mi blog por si quisieras pasarte, sin compromisos: elaventurerodepapel.blogspot.com.es Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Gracias :)
      Vale, ¡lo tendré en cuenta! :D
      ¡Un saludo!

      Eliminar